El alza del combustible y el subsidio a los taxistas

El alza del combustible y el subsidio a los taxistas

El combustible que se emplea en el sector de la transportación pública y privada ha sido afectado por un reajuste en los precios mediante Decreto Ejecutivo N° 619 del 22 de diciembre 2018.

El precio del galón de la gasolina extra y Ecopais de incremento de USD 1,48 a 1,85 desde el viernes 26 de diciembre del 2018; esta decisión es parte de las medidas económicas que anunció el Gobierno el pasado martes 18 de diciembre del 2018.

En el Decreto Ejecutivo se establece que el precio de estos derivados pasará de USD 1,17 a 1,50 en las terminales de despacho de la empresa pública Petroecuador. A esto se debe sumar USD 0,179 correspondientes al impuesto al valor agregado, más 0,171 del margen de ganancia. Así el precio de venta al público de este derivado asciende a USD 1,85.

El gremio de transportistas urbanos y taxistas está a la espera de la propuesta que hará el Gobierno Nacional para mantener el subsidio de la gasolina extra y Ecopaís para buses y taxis, tras el anuncio de la implementación de las nuevas medidas económicas.

La propuesta del Gobierno es depositar unos USD 50 cada mes en las cuentas de cada taxista registrado. Bajo este mecanismo, los taxistas deberían pagar el nuevo precio del combustible en cada gasolinera y a fin de mes recibirían la compensación. El valor de la compensación variará de acuerdo al cilindraje.

Sin embargo, Jorge Calderón, presidente de la Federación Nacional de Taxis del Ecuador, dice que el gremio todavía no ha aceptado el mecanismo de compensación de USD 50 planteado por el Gobierno. Los dirigentes piden que no se les deposite el dinero cada mes, sino que puedan acceder a la compensación directamente en cada gasolinera, el nuevo precio de las gasolinas extra y ecopaís implicaría un gasto adicional de USD 5 para los taxistas, diariamente.

El precio del diesel subirá a partir del 15 de enero del 2019. Con esta medida, el Gobierno aspira ahorrar alrededor de USD 1 500 millones al año en la entrega de subsidios para el diésel.

Los usuarios que pagarán el precio del diésel sin subsidio serán los vehículos particulares, transporte de carga pesada con placas internacionales y de cuantía doméstica. Pero para los propietarios de unidades que transporten mercancías o pasajeros se mantendrá el subsidio. El propósito es evitar que suban los pasajes o los productos.

Para que los transportistas de buses de servicio urbano, interparroquial, interprovincial, busetas escolares y otros accedan a un precio diferenciado usarán una tarjeta prepago que entregará el Gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *